PDF

Vuelve a la vida tu plancha sucia

Vuelve-a-la-vida-tu-plancha-sucia

Una plancha sucia puede llegar a arruinar tu ropa favorita, convirtiéndose en toda una pesadilla. Esto se debe a que con el tiempo el agua va dejando depósitos de minerales. Afortunadamente, restaurarla es muy sencillo y aquí te explicamos cómo hacerlo.  

Limpiar con bicarbonato de sodio.

  1. Haz una pasta: mezcla 1 cucharada de agua y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente. La pasta debe estar un poco aguada, pero todavía lo suficientemente espesa como para que se pueda pegar a la base de la plancha.
  2. Extiende la pasta en la base de la plancha: puedes aplicar la pasta directamente a la base. Si tu plancha solo está sucia en una parte, no tendrás que extender la mezcla en toda la base. Pero si vas a hacer una limpieza general, estará bien que extiendas la pasta en toda la base.
  3. Utiliza toallas de cocina Regio Advanced: las utilizarás para eliminar el exceso de pasta. Humedecelas un poco y luego limpia la pasta que extendiste en la plancha.
  4. Llena el depósito: si hay restos de agua guardada en la plancha, asegúrate primero de vaciarla. Puedes hacerlo al abrir la tapa del depósito y darle la vuelta. Una vez que esté vacío, utiliza agua destilada o filtrada y llénalo hasta 1/3 de su capacidad. Enciende la plancha y ponla a la temperatura más alta, asegurándote de que el ajuste de vapor esté encendido. En este paso, el vapor y el calor limpiarán la mugre y los depósitos de minerales atrapados en los hoyos.
  5. Plancha un paño limpio durante unos minutos: elige un paño limpio que no te moleste ensuciar, si hay suciedad atrapada en la plancha, es posible que queden manchas marrones en el paño. Todo lo que ahora tendrás que hacer será planchar el paño para ayudar a limpiar la plancha. Si tiene un botón manual de vapor, presiónalo con frecuencia para ayudar a liberar más vapor.

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o