Consejos para una higiene máxima: 10 hábitos de higiene personal en niños 

Consejos para una higiene máxima: 10 hábitos de higiene personal en niños

El jugar y aprender son una prioridad para los niños, por lo que a veces debemos recordarles la importancia de cuidar su higiene personal. La higiene personal en niños es esencial para su autoconfianza y salud, ¡pero eso no significa que tenga que ser una tarea difícil! Estos consejos ayudarán a los niños a enorgullecerse de sus hábitos y dirigirlos hacia la autonomía en muy poco tiempo.

Explícale a tu hijo por qué la higiene personal para niños es muy importante

Antes de establecer una serie de hábitos en el hogar, el pequeño debe entender dos cosas: ¿qué es la higiene personal para niños y por qué es importante? El tema puede sonar complicado, pero hay formas divertidas de explicarle algunas de las siguientes razones:

  • Prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades.
  • Hacerle sentir saludable, fuerte y mejor consigo mismo.
  • Ayudarle a mejorar sus relaciones con otros niños y adultos.

Crea una lista de hábitos que ayude a establecer una rutina para la familia. Puedes pedirles a los niños que decoren la lista con colores y la peguen en la pared de su cuarto. ¿Qué debería contener esta lista? Aquí tienes 10 hábitos de higiene personal para niños:

Tip: los niños aprenderán buenos hábitos de higiene a través del ejemplo, así que trata de exponerlos a tu propia rutina de higiene tanto como sea posible. ¿Por qué no lavarse los manos juntos antes de las comidas y después de ir al baño?

  1. Lavarse los dientes tres veces al día

    ¡Haz que el lavarse los dientes sea divertido! Anima a los niños a hacer sonidos como un ratón al cepillarse los dientes frontales, rugir como un león con los dientes posteriores, o entretenlos con canciones durante dos minutos completos. Explícales por qué mantener los dientes sanos es importante, ¡especialmente cuando se trata de comer todos sus alimentos crujientes favoritos!

     
  2. Lavarse las manos

    El lavado de manos puede ser algo difícil de recordar o aburrido para los niños hasta que entienden su importancia. ¿Por qué no ilustrar el concepto de una bacteria con un juego de escarcha? 
     
    Cúbrete las manos con escarcha. Explícale que los gérmenes son como pedacitos de escarcha invisibles, y muéstrale cómo el brillo se transfiere a todo lo que tocan. Pídele a tu pequeño que te ayude a lavar la escarcha de tus manos, haciéndole ver lo importante que es este proceso para detener la propagación de este “brillo invisible”, ¡especialmente antes de las comidas y después de ir al baño! 

  3. Enseñale a usar papel higiénico húmedo

    Los niños deben saber como limpiarse de la mejor manera posible después de usar el inodoro. ¡Ayúdales a adquirir el hábito de complementar el papel higiénico seco con el húmedo para conseguir una sensación de limpieza máxima!

    Tip: el papel higiénico de Regio es suave, más grande y absorbente para ofrecer a tu familia una máxima sensación de limpieza. Explícales a los niños cómo el usar papel higiénico al estornudar y tirarlo a la basura ayudará a detener la propagación de gérmenes a sus amigos y familiares.

  4. Explícale por qué debe cambiar de ropa interior cada día


    Ayúdales a entender la diferencia entre un buen olor y un mal olor, mostrándoles cómo la ropa huele bien al terminarse de lavar. ¡Explícales que olerán igual de bien si cambian su ropa interior todos los días!

      

    Promueve su independencia dejándoles que elijan su ropa interior, y anímalos a colocar su ropa usada en un cesto para ropa sucia. Después de todo, ¡organizar la ropa sucia no es solo el trabajo de papá o mamá! 

  5. Bañarse regularmente

    Enséñales que darse un baño o ducha no es solo un hábito de higiene personal esencial, sino que también es divertido y relajante. ¡Convierte este momento del día en una sesión de mimos y burbujas para que sea algo que esperen con ansias!

  6. Cortarse las uñas

    Los niños a menudo ponen los dedos a la boca, y debido a que las uñas largas pueden albergar bacterias lo mejor es mantenerlas cortas. Si a tu pequeño le cuesta cortarse las uñas, intenta hacerlo mientras está en la bañera. ¡Se relajará y asociará momentos felices con la higiene personal!

  7. Limpieza de los pies

    Los pies están en contacto con el suelo y el interior de los zapatos, donde normalmente guardan gérmenes u hongos. Explícale a tu pequeño que es normal que los pies huelan mal, pero para evitarlo hay que mantenerlos limpios, secos y evitar ir descalzos en superficies sucias o regaderas públicas.

  8. Cuidarse el cabello 


    Independientemente de ser niño o niña, desde pequeños deben aprender a cepillarse el cabello todos los días y mantenerlo limpio. Para evitar piojos, explícale que no debe compartir gorros, cepillos o adornos para el cabello con otros niños. 

  9. Higiene en los oídos

    Tener cera en el oído es normal, pero es necesario limpiar nuestras orejas de vez en cuando. Es muy sencillo hacerlo, simplemente recuérdale al pequeño que limpie sus oídos con un poco de agua y jabón cuando se encuentre en la ducha.

  10. Proteger las heridas

    Los rasguños y las cortadas pequeñas son comunes en los niños. No debemos asustarlos con el riesgo de hacerse daño, ¡anímalos a divertirse sin miedo! Aun así, se les debe recordar la importancia de curarse bien las heridas. ¡Protege la herida con un curita infantil de la que querrá presumir! 

Anima a que los miembros de la familia actúen como ejemplo a seguir para los más pequeños, ya que les ayudará a familiarizarse con estos 10 hábitos de higiene personal en niños. ¡Es solo cuestión de tiempo que los dominen por sí mismos!

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Contáctanos