10 reglas de higiene de los alimentos para niños que aman aprender a cocinar 

10 reglas de higiene de los alimentos para niños que aman aprender a cocinar

Los niños aman aprender a cocinar, y ensuciarse es parte de la diversión. Pero tan pronto como tengan la edad suficiente para llevar la harina hasta los codos, es hora de comenzar a enseñarles qué es la higiene alimentaria. Aquí encontrarás 10 reglas de higiene para preprar alimentos en una cocina divertida y segura.

  1. Lavarse las manos 


    Aprender a lavarse las manos antes de cocinar es una de las reglas de higiene y manipulación de alimentos más importantes. Explícales que a pesar de que existen tipos de bacterias buenas, existen algunos gérmenes que pueden debilitarte. Por esto, las manos deben estar completamente limpias antes de manipular cualquier alimento, para asegurarnos que toda la familia se mantenga saludable. 
     

    Tip: Ayuda a los niños a entender el concepto de gérmenes cubriendo sus manos con escarcha. Pídeles que se laven las manos y explícales que una vez que toda la escarcha se haya ido, los gérmenes se habrán ido también.

  2. Disfrázalo  


    Convierte las medidas de higiene para preparar alimentos en un juego de disfraces vistiéndolos como chefs de la higiene. Asegúrate que el cabello esté atado atrás, las mangas están enrolladas, todas las joyas y accesorios removidos, y que estén usando el delantal como profesionales. ¡El sombrero alto de chef es una adición opcional pero bienvenida! 

  3. Limpia al acabar de cocinar 


    Una vez que tus hijos comprendan el concepto de gérmenes, será más fácil para ellos entender por qué es importante limpiar las superficies después de la cocción. Involucra a tus hijos en el proceso de la limpieza y muéstrales que la higiene alimentaria es divertida, jugando a los 'germinadores'. Trabajen en equipo para limpiar los derrames con toallas de cocina resistentes, como las de Regio, y a conquistar los gérmenes con spray de superficie. 

    Tip: Mantén una toalla de cocina, como las de Regio 1000 usos, a la mano para limpiar los derrames en cuanto ocurran. Es perfecto para limpiar todo tipo de superficies y accidentes de cocina, ya que es lo suficientemente resistente cuando está mojada, pudiendo escurrirla, frotarla y restregarla.

  4. Separa la carne cruda 


    Enseña a tus hijos la diferencia entre comidas crudas y comidas cocidas, y porqué es una de las reglas de higiene y manipulación de alimentos más importantes mantenerlas separadas, especialmente cuando se trata de carne. Explícales que esto es porque algunas de las carnes crudas contienen bacterias dañinas que pueden debilitarte y contaminar los demás alimentos que se encuentren alrededor. 

  5. Usa diferentes tablas para picar 


    Ahora que los niños entienden las medidas de higiene para mantener la carne cruda separada de los otros alimentos, no tendrán problema en entender por qué es importante usar diferentes tablas para picar, dependiendo del tipo de alimentos. Invierte en tablas de colores diferentes para recordarles: roja para carne cruda, azul para pescado crudo, amarilla para carne cocinada, café para vegetales, verde para frutas y ensaladas y blanca para pan y productos lácteos. 

  6. Usa una servilleta de papel cuando tosas o estornudes 


    Estornudar y toser en una servilleta de papel es sinónimo de buenos modales y, además, es una regla importante de higiene, especialmente cuando estamos en la cocina. Ayuda a los niños a recordar esto, manteniendo una servilleta Regio al alcance.

  7. Cómo organizar el refrigerador 


    La higiene de alimentos en la nevera es importante para evitar la contaminación de la comida que ahí se guarda. Enseña a tus hijos como organizar un refrigerador de forma segura, pidiéndoles dibujar una imagen de los vegetales, una imagen de las carnes y una imagen de los lácteos, como la leche o el queso. Explícales las diferencias entre los tipos de comida, además de que la carne va en el estante inferior, los vegetales en los cajones de ensalada y los productos lácteos arriba. Pega los dibujos en estas posiciones en el refrigerador, con el fin de ayudarles a recordar. 

  8. No chuparse los dedos 


    No chuparse los dedos es una de las reglas de higiene para preprar alimentos que más propensos estamos a romper, incluso mamá y papá. Si estás horneando un pastel, anima a tus hijos a utilizar cucharas para probar la mezcla, y detenlos si tratan de poner de vuelta la cuchara a la mezcla una vez ya la hayan usado. Mantén un poco de papel higiénico húmedo Regio cerca para limpiar los dedos pegajosos y así reducir la tentación de chuparlos. 
  9. Cocinar la comida apropiadamente 


    Este es un buen momento para enseñarle a tus hijos cómo la cocina hace que ciertos alimentos sean seguros para comer, y cómo diferentes recetas requieren diferentes períodos de tiempo para cocinar. Una forma divertida de ilustrar esto es con un termómetro para alimentos: muéstrales cómo aumenta la temperatura y a qué temperatura es seguro comer. 
  10. Cómo almacenar la comida 

    Enséñale a tu hijo que los diferentes tipos de alimentos deben mantenerse a diferentes temperaturas. Por ejemplo, las lentejas deben almacenarse en un armario, la leche en el refrigerador y las verduras congeladas en el congelador. La enseñanza de la higiene de los alimentos para niños tiene que ser divertida, así que ayúdalos a decorar algunos frascos para guardar los alimentos secos. 

Cocinar es una habilidad importante para que todos los niños y niñas aprendan, pero asegurarse de que comprendan las medidas de higiene para preprar alimentos es igual de crucial. Una vez que hayan dominado la higiene básica de los alimentos, podrán disfrutar de sus creaciones magistrales con la tranquilidad de saber que son seguros para comer. 

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Contáctanos