Cómo limpiar el acero inoxidable: fuera rayones, manchas y arañazos 

Cómo limpiar el acero inoxidable: fuera rayones, manchas y arañazos

Presumir a las visitas de tus utensilios de acero inoxidable puede ser motivo de orgullo y alegría, pero solo cuando brillan. Las ollas quemadas, los fregaderos sucios y los electrodomésticos pegajosos no son atractivos. Por eso aquí te compartimos un método para limpiar acero inoxidable de manera segura (sin rasguños ni manchas): ¡es fácil y a prueba de fallas! 
 
Empecemos por conocer de qué está hecho el material de tus trastes para cuidarlos mejor. 

¿Cómo se limpia el acero inoxidable? Conoce el material primero 

El acero inoxidable, como la madera, es un material hecho a partir de granos. Este es un dato importante a tener en cuenta, y para limpiarlo hay que considerar lo siguiente:  

  • Determina la dirección del grano. Mira atentamente la superficie de tu electrodoméstico, fregadero o cacerolas, descubrirás unas líneas tenues en el material. Identifica si se dirigen hacia arriba, hacia abajo o de lado a lado.
  • Aunque la dirección será la misma en una hoja de acero, ten en cuenta que el grano en otras piezas unidas a la hoja, como grifos o manijas, puede tener una dirección diferente. 
  • Al lavar acero inoxidable, obtendrás un mejor resultado si limpias en la dirección del grano. Esto ayuda a evitar que la suciedad o los residuos del producto penetren aún más durante la limpieza.  


Escoge tus productos de limpieza 

Actualmente el mercado mexicano ofrece varias opciones de productos que facilitan la limpieza de acero inoxidable en un fregadero, ollas o sartenes.  

  • Limpiador especializado. Una de las mejores opciones para limpiar acero inoxidable es utilizar un producto formulado especialmente para este material. Solo recuerda probar el producto en una zona pequeña primero y seguir las instrucciones en la etiqueta.
  • Detergente para platos. Una alternativa es mezclar una cucharadita de jabón para lavar platos en un litro de agua caliente. Asegúrate de enjuagar la mezcla con agua caliente y secar la zona inmediatamente. Las toallas de cocina Regio Ultra Absorb son un buen auxiliar para el secado.
  • Vinagre y aceite. Otra opción es verter vinagre en una botella de spray. Rocía el vinagre sobre la zona y limpia con una toalla de cocina. Luego pule la zona con una cantidad pequeña de aceite.  

  • Aceite mineral. Puedes usar aceite mineral para eliminar las huellas después de limpiar, añadiendo una capa ligera sobre la zona. Evita los aceites a base de alimentos, como el aceite de oliva o vegetal.  

  • Paños de limpieza. Los paños de algodón se han preservado de generación en generación en las cocinas mexicanas porque no son ásperos ni dejan pelusa. Sin embargo, el riesgo de conservar gérmenes en el hogar aumenta con su uso. Ya hay tecnologías desechables más higiénicas y duraderas: puedes usar las toallas de cocina Regio Ultra Absorb, que se mantienen fuertes incluso cuando las mojas.  


Tip: Las toallas de cocina Regio Ultra Absorb son ideales para absorber el exceso de grasa en tus trastes de acero inoxidable o dar ese pulido final a alguna zona de tu cocina. Son fuertes, incluso mojadas, por lo que te brindan un desempeño superior al fregar.

Cómo limpiar acero inoxidable en 6 pasos

  1. Coloca una pequeña cantidad de líquido limpiador sobre un paño o una toalla de cocina.  

  2. Frota la toalla sobre el acero inoxidable, siguiendo la dirección del grano. Si hay manchas difíciles, frota con cuidado y por secciones pequeñas.  

  3. Si usas un limpiador especial o vinagre, no te olvides de pasar una toalla de cocina limpia y húmeda por la zona al terminar.  

  4. Enjuaga el acero inoxidable con agua limpia y caliente. 
Seca zona inmediatamente con un nuevo paño o toalla. 
 
  5. Pule con una toalla de cocina. Pule en la dirección del grano, hacia atrás y hacia delante, ya sea vertical u horizontalmente. Puedes usar la toalla de cocina completamente seca, o agregarle una gota de aceite mineral.  


Tip: ¿Te aburres al limpiar el fregadero o los sartenes? Consigue que un amigo o familiar te ayude. Él o ella puede frotar mientras tú enjuagas y tendrás el trabajo hecho en la mitad de tiempo. También puedes invitar a tus hijos a formar parte de la tarea organizando un concurso: ¡el que consiga que los trastes brillen más gana un premio!

Al seguir estos sencillos pasos puedes hacer desaparecer grasa, huellas dactilares y marcas de agua de tu fregadero o utensilios de cocina de acero inoxidable.  

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Contáctanos