¿Qué hacer cuando llega un cachorro a casa? 

¿Qué hacer cuando llega un cachorro a casa?

Muchas familias no pueden esperar a la llegada de un cachorro a casa. No obstante, tener un perro nuevo puede dar muchas sorpresas, y no siempre placenteras. Desde mordisqueos de cojines hasta alfombras sucias, la adaptación de un perro a un nuevo hogar requiere de mucha paciencia y planeación.  Si te preguntas qué hacer cuando llega un cachorro a casa, aquí te lo decimos. 

Check-list para un cachorro nuevo en casa 

  1. Jaula o casita para perro

    La adaptación de un perro a un nuevo hogar incluye que éste tenga un espacio para dormir y relajarse. Si tu cachorro va a quedarse solo por algunas horas al día, tal vez debas aprender a entrenarlo para que se quede en su jaula. Si no sueles dejarlo en la jaula la mayor parte del día, el cachorro podría empezar a disfrutar de pasar más tiempo en su cálida y segura casita. A la llegada del cachorro a casa, puedes esperar que éste quiera patalear o aullar para ganar un lugar en tu cama. Entrenarlo para que permanezca en su propio espacio es una buena forma de disuadirlo de esta situación.  

  2. Comida y agua

    Después de la llegada del cachorro a casa, dale la comida a la que está acostumbrado. Cualquier cosa nueva podría enfermarlo del estómago y generar accidentes en la casa. Encuentra una superficie alta apropiada para poner la comida de tu cachorro y un traste con agua. Coloca algunas toallas de cocina extra absorbente debajo de estos objetos, como las, para atrapar cualquier derrame cuando el perrito se emocione con su comida. ¡Siempre asegúrate de que tu mascota tenga agua fresca a todas horas del día! 

    Tip: Los cachorros muy pequeños a veces hacen grandes desastres, así que ten a la mano un rollo toallas de cocina Regio Advanced, ya que contienen la cantidad necesaria de absorción sin necesidad de gastar tanto papel.

  3. Juguetes  


    Cuando están despiertos, los cachorros son bolas hiperactivas de energía y, por lo tanto, se requiere montones de energía para mantenerlos ocupados. Para mantener las pertenencias a salvo de ser mordidas hasta desaparecer, consigue muchos juguetes antes de la llegada del cachorro a casa. Los huesos de hule masticable son ideales porque mantienen a tu perrito ocupado y ayudan a sus dientes. 

  4. Corralitos y barreras 

    Deja que tu cachorro descubra cuáles lugares de la casa puede explorar y cuáles están fuera de sus límites. Las barreras son la mejor forma de fomentar este conocimiento. Si tienes hijos pequeños, es probable que no quieran dejar al cachorro solo. Cuando llega un cachorro nuevo a casa, los corralitos son útiles para evitar que los bebés curiosos toquen al perrito cuando él quiera dormir y descansar.  

  5. Entrenamiento para ir al baño 

    Durante la adaptación de un perro a un nuevo hogar debes esperar muchos pequeños accidentes en tus alfombras. Entre más pronto entrenes a tu cachorro para ir al baño afuera, más rápido estarán a salvo tus alfombras. Ten cerca muchas toallas de cocina extra absorbente, como las de Regio Ultra Absorb, para limpiar los desastres que ocurran, ¡y asegúrate de ser hábil en tus técnicas de limpieza de alfombras! 

Involucra a toda la familia en el proceso de limpieza, ya que la adaptación de un perro nuevo en casa es el producto del esfuerzo familiar. Un perrito es una gran forma de enseñarle a los miembros más jóvenes del hogar a tomar responsabilidades. Asegúrate que todos en la casa tomen turnos para alimentarlo, sacarlo a pasear y limpiarlo, así el perro se acostumbrará a todos los miembros de la familia.  

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Contáctanos

Artículos relacionados

Da click y lee el artículo