PDF

Reduce los desechos en casa

Reduce los desechos en casa

Reducir nuestros desechos en casa no es una misión imposible, todos queremos hacer algo por ayudar al planeta, comenzando desde nuestro hogar. Por eso, te damos estos tips para ayudarte:

Productos básicos:

  • Aprende a reparar cosas en lugar de comprar nuevas. A menudo, los aparatos de uso cotidiano se arreglan fácilmente y hay muy buena información en línea que te dice cómo repararlos, trata de no tirarlos inmediatamente. 
  • Enséñale a los niños a no desperdiciar papel de baño. Dibuja una raya en la pared que indique cuánto deben cortar cada vez que van al baño. Regio® Just 1 facilita el trabajo ya que es más grande y absorbente de lo normal, por lo que puede bastar hasta una sola hoja. 
  • Sé creativo con los empaques y los tubos de cartón del papel de baño. Puedes transformar los tubos de cartón de papel en cajas para guardar los juguetes de los niños, o crear envolturas con los empaques. Hay muchas opciones y la creatividad es el límite. 
  • ​Utiliza toallas de cocina que sean resistentes y absorbentes para limpiar grasa en lugar de usar esponjas de plástico que se convertirán en basura; cubre la comida con papel de cocina antes de servirla en lugar de envolverla con plástico y forra la base del cajón de verduras del refri para absorber el exceso de humedad y extender la vida fresca de las hojas verdes.  
  • Termínate hasta el fondo los productos de belleza y de aseo personal. Utiliza hasta la última gota antes de comprar uno nuevo.
  • Utiliza bolsas ecológicas en lugar de usar las de plástico cada vez que vas al super.

Aprovecha tus recursos:

Cuando se trata de reducir los desechos en casa, limitar el consumo de agua y electricidad también puede hacer una gran diferencia:

  • Lava la ropa con agua fría y solo cuando tienes suficiente ropa sucia para llenar la lavadora.
  • Utiliza una cubeta o tambo para recolectar agua de lluvia para regar tu jardín, usarla para el baño o lavar el patio. 
  • Desconecta todos los aparatos en casa que no estén en uso y apaga las luces cuando no las estés usando.
  • Invierte en electrodomésticos ahorradores de energía y paneles solares. 

Desperdicio de alimentos:

  • Siempre revisa lo que tienes disponible en tu alacena antes de ir al super para que no dupliques productos.
  • Verifica la fecha de caducidad para que no se eche a perder la comida ni se desperdicie.
  • Utiliza las frutas y verduras que ya no están tan frescas para hacer sopas, empanadas, guisos o licuados, pues son fáciles de refrigerar.
  • Utiliza las cáscaras y los restos de comida para hacer composta que ayude a tus plantas.

Comienza a practicar estos tips y verás como contribuyes con cambios positivos y que hacen una verdadera diferencia.


¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o