PDF

Cómo enseñar a un niño a ir al baño 

tips-para-ensenar-a-un-nino-a-ir-al-bano

Enseñar a un niño a ir al baño es, probablemente, uno de los desafíos más difíciles en la crianza de los hijos. Sin embargo, también es uno de los pasos más grandes que un niño tomará en su vida. Lo importante es ser paciente y amable con tu hijo y contigo mismo. 

¿A qué edad deben aprender los niños a ir al baño solos? 

No existe una edad determinada en la que se deba empezar a enseñar a un niño a ir al baño, pero la mayoría comienzan a aprender a tiempo para ir a la guardería. No obstante, es mejor evitar pensar en la edad del niño. Tampoco es bueno comparar su aprendizaje con lo que hacen otros. En lugar de eso fíjate si el pequeño muestra señales de que está desarrollando control en la vejiga. ¿Cómo identificar estas señales? Muy fácil, observa si tu hijo… 

  • Sabe cuándo el pañal está mojado o sucio 
  • Sabe qué está haciendo: orinar o defecar (pregúntale directamente)
  • Permanece seco por lo menos una hora entera 
  • Se inquieta o va a algún lugar tranquilo fuera de la vista de los demás cuando necesita orinar 
  • Te dice cuando necesita orinar. ¡Esta es la señal más clara de que ya puedes empezar a enseñarle a ir al baño! 

Niños aprendiendo a ir al baño: pasos a seguir juntos 

Ahora que ya sabes cuándo puedes empezar a enseñar a un niño a ir al baño, ¡es hora de comenzar a decirle cómo hacerlo! No existe una fórmula de oro, pero sí hay ciertos consejos que pueden facilitar la tarea para ambos. 
 
Antes de enseñar a un niño a ir al baño, prepara el terreno poniendo en práctica las siguientes recomendaciones: 

  • Ayúdalo a que asocie orinar y defecar con estar en el baño. Por ejemplo, puedes intentar cambiarle el pañal en el baño. 
  • Habla con él mientras cambias el pañal. Explícale lo que estás haciendo y por qué lo haces.  
  • Elije un baño con el niño (es más probable que use uno que le guste) y deja que se acostumbre.  
  • Demuéstrale cómo usar el baño. Los niños a menudo aprenden copiando lo que hacen otros. Cuando el inodoro esté nuevo y limpio, actúa como si fueras al baño con juguetes, o ve al baño y deja la puerta abierta durante un tiempo para que vea cómo estás usando el inodoro. 
  • Deja que practique y pónselo fácil. Al usar el inodoro por primera vez, el primer paso importante será aprender a sentarse y ponerse de pie por sí mismo. Por si necesita usar el asiento del inodoro en lugar de su inodoro, mantén un taburete cerca para que pueda alcanzarlo fácilmente y apoye sus pies sobre él mientras lo usa.  
  • Consigue que el baño sea lo más cómodo posible. Asegúrate de que el baño tenga todo lo que necesita el niño al alcance de su mano. Ofrécele un papel higiénico seco suave y resistente para secarse después de usar el papel higiénico húmedo Regio, así el limpiarse le resultará una actividad cómoda, placentera y tendrá una higiene máxima.   
  • Haz que toda la familia se una. Enseñar al pequeño de la familia a ir al baño no es solo la responsabilidad de los padres, sino del resto de las personas que lo rodean. Los hermanos y hermanas mayores que han pasado por este proceso recientemente comprenderán lo que siente el niño mucho mejor. Anímales a que sean modelos a seguir y le den apoyo: ¡el pequeño los admirará y ellos estarán orgullosos de asumir la responsabilidad!

Tip: Si tu hijo usa un poco de papel higiénico húmedo Regio para limpiarse después del papel seco, la rutina de ir al baño le podrá parecer más rápida, limpia y agradable. Asimismo, como padres podréis estar mucho más seguros de que los pequeños quedarán completamente limpios cada vez que vayan al baño solos.

¿Cómo enseñar a ir al baño a un niño? Consejos para el proceso de aprendizaje  

Sigue estos tips para enseñar a un niño a ir al baño: 

  • Deja de usar pañales… Cuando sea el momento de comenzar a usar el inodoro de verdad, el niño tendrá que dejar de usar pañales de inmediato. De lo contrario, le podría parecer difícil saber cuándo está mojado o sucio y no tendría una razón obvia para usar el baño. Ayuda al pequeño a elegir su ropa interior nueva y compra mucha: los accidentes se producirán mientras todavía esté aprendiendo.
  • … excepto durante la noche. Al principio, concéntrate en ayudar al pequeño a aprender a usar el inodoro solo durante el día; continuará usando pañales durante la noche. Una vez domine el uso diario del inodoro, y los pañales estén más o menos secos por la mañana, ya podrá dejar de usarlos durante la noche también.
  • Para que aprenda a usar el baño durante la noche, asegúrate de configurar una luz nocturna y que no tenga que caminar demasiado lejos.  

  • Facilita la desvestida. Elije ropa que sea fácil de sacar por arriba y por abajo, y ayuda al niño a desvestirse y vestirse para usar el inodoro. 

  • Si es un niño, no te preocupes por ayudarle a que se ponga de pie todavía. Para empezar, enséñale a orinar sentado: esto hace que sea menos probable que se olvide de defecar, lo que puede suceder fácilmente al comenzar a entrenarle. Esta posición también podría ayudarle a vaciar mejor su vejiga. El niño aprenderá a orinar de pie una vez que pueda usar el baño solo, especialmente si ha podido observar a otros hombres de la familia hacerlo.  

  • Sé paciente y prepárate. Los accidentes son inevitables, pero no hay nada de qué preocuparse. La clave está en aumentar la confianza de tu pequeño: asegúrate de que sepa que orinar fuera del inodoro no es un problema. Simplemente mantén un buen rollo de papel absorbente Regio Almond Touch a la mano. Con este tipo de productos los derrames se pueden limpiar rápidamente y con un mínimo esfuerzo.  

  • Acostúmbralo a una rutina. Esto puede ayudar a que el niño adquiera el hábito de usar el inodoro con regularidad, especialmente porque es posible que en muchas ocasiones no se dé cuenta de que necesita usar el baño. Intenta que se siente en el inodoro cada dos horas, durante dos o tres minutos, manteniendo cerca algunos juguetes (idealmente lavables) para que no le moleste quedarse quieto.
  • 
¡Sé positivo! Un pequeño elogio puede recorrer un largo camino. Felicita al pequeño cuando se siente con éxito en el inodoro y se vista solo. Recompénsale cuando se limpie adecuadamente y se lave las manos. Considera la posibilidad de configurar una tabla de pegatinas para que él y toda la familia pueda ver su progreso, ¡independientemente de quién se ocupe de enseñar a ir al baño ese día! 


Tip: Busca un papel higiénico que sea suave y extra absorbente, como el de Regio Almond Touch, que ofrece más resistencia y duración por hoja, y compleméntalo con el papel higiénico húmedo Regio para una máxima sensación de limpieza.

Finalmente, ¡no te olvides de ser amable contigo mismo! Seguramente habrá algunos accidentes complicados, es parte de aprender a usar el baño. Si el pequeño parece tener problemas al principio, no te preocupes: simplemente vuelve a ponerle el pañal e inténtalo de nuevo en unas semanas. ¡Mucha suerte! 


¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o