Evita un golpe de calor con estos consejos 

Evita un golpe de calor con estos consejos

En verano es común que estemos expuestos a tener un golpe de calor, derivado por los cambios de temperatura tan extremos. 

Un “golpe de calor” es un cuadro médico que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4° centígrados, ya sea por una condición ambiental o por actividad física. Al tener un golpe de calor, el organismo es incapaz de regular su temperatura.

Síntomas

  • Mareo
  • Sudoración excesiva al inicio y ausente al transcurrir el tiempo
  • Enrojecimiento
  • Sequedad de la piel
  • Fiebre con temperatura desde 39 a 41°C
  • Aceleración del ritmo cardíaco con latido del corazón débil
  • Dolor de cabeza
  • Ataques con convulsiones.

Nota: Es muy importante recordar que infantes menores de seis años, adultos mayores de 65 años, personas con sobrepeso, deshidratadas, con problemas en las glándulas sudoríparas y enfermas del corazón, pueden ser población más vulnerable ante un golpe de calor, por lo que es muy importante considerarlo y prevenirlo.

Prevención

  • Intenta permanecer en lugares frescos, a la sombra y ventilados. 
  • Evita exponerte al sol, en especial durante los horarios donde 
  • Utiliza gorra, sombrero, lentes de sol al estar al exterior.
  • No olvides usar protector solar y aplicarlo al menos cada 4 horas.
  • Bebe agua (embotellada, hervida o desinfectada) para mantenerte hidratado.
  • Utiliza ropa holgada, de colores claros y telas ligeras o transpirables.
  • Consume frutas y verduras frescas, en especial aquellas que tienen mayor cantidad de agua, como: melón, sandía, naranja, manzana, mango, piña, zanahoria, jitomate, pimiento, pepino, lechuga, entre otras.

Fuente: Instituto Nacional de Salud Pública


¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o