Cómo limpiar sillones en 6 pasos 

Cómo limpiar sillones en 6 pasos

Nos ha pasado a todos: Alguien se emocionó demasiado en medio de una conversación y de repente ese plato de delicioso spaghetti se derramó por todo el sillón. Si hoy estás intentando limpiar frenéticamente tu mueble, respira profundo: esta guía te ayudará a saber cómo limpiar sillones de tela en casa en 6 pasos. 

  1. Revisa el tipo de tela 

Antes de apresurarte al lavado de sillones, retrocede un paso y comprueba con qué tipo de material estás tratando. Algunos sillones de tela tienen cubiertas que puedes quitar y poner en la lavadora. Si ese es el tuyo, ¡todo está arreglado! Solo sigue las instrucciones y listo. De lo contrario, debe haber una etiqueta en algún lugar de la tapicería que te indique con qué tipo de tela está cubierto. Estos códigos te indicarán cómo limpiar sillones de tela manchados: 

  • WS – Se puede limpiar con un limpiador a vapor o un detergente de limpieza en seco 

  • S – Sólo se puede limpiar con detergente de limpieza en seco 

  • W – Se puede limpiar con agua o vapor 

  • X – Se puede limpiar solo con aspiradora; sin fluidos. 

  1. Reúne tus herramientas 


    Mantener dentro de tus elementos de aseo una mezcla para la limpieza de sillones puede aliviar la mayoría de las emergencias. El fabricante de tu sofá podría recomendar una marca específica. Alternativamente, puedes comprar uno en la mayoría de supermercados y ferreterías, o incluso crear uno propio mezclando tres partes de agua por una parte de vinagre blanco. 
     
    Una vez que hayas encontrado una solución de limpieza adecuada para el tapizado, recuerda realizar una prueba de parche sobre un área invisible antes de usarla en todo el sillón: ¡blanquear accidentalmente tus muebles no es lo ideal! 

  2. Actúa rápido

    Por mucho que amemos una sesión de limpieza pausada, ahora no es el momento de tardarnos mucho. El primer paso vital para detener las manchas de sofá es absorber cualquier líquido de inmediato. Toma una toalla de cocina fuerte y absorbente, como las de Regio Ultra Absorb, y colócala con cuidado sobre la mancha hasta que el líquido se haya empapado por completo. No es necesario frotar y repasar, de hecho, es más probable que la mancha se quede en la tela y hará que la limpieza del sofá sea más difícil. 
     
    Al limpiar los cojines del sillón verás que es más fácil si la mancha todavía está un poco húmeda, pero no tan húmeda como para que se extienda. Una vez que hayas solucionado el problema, tendrás que trabajar rápidamente. 

    Tip: Mantén siempre a la mano un rollo de Regio Ultra Absorb, así podrás tomar una pieza y limpiar el derrame de tu sofá en un instante.

  3. Ataca tus armarios 


    Si te saltaste el paso 2, no todo está perdido. Puedes limpiar las manchas de tu sofá después de que el derrame pasó usando cosas que probablemente encontrarás en el armario de tu cocina. No olvides probar antes cualquier método de limpieza en alguna parte no visible del sofá. Existen trucos específicos para las manchas y derrames más comunes: 
     
    • Grasa: Una vez que hayas absorbido el exceso, cubre el área con bicarbonato de sodio y déjalo absorber la grasa durante una hora más o menos. Después de eso, aspira el bicarbonato. 

    • Tinta: Humedece un trozo de toalla de cocina con un poco de bicarbonato de sodio y úsalo para limpiar la mancha hasta que desaparezca. Regio Ultra Absorb es ideal aquí, porque se mantendrá unida mientras frotas y borras la mancha. 

    • Vino tinto: Al igual que con la grasa, cubre el área con bicarbonato de sodio o sal de cocina y déjala absorber por una hora o más, luego aspira. 

    • Tomate: Mezcla una cucharada de jabón para lavar platos en 500 ml de agua fría, luego usa una toalla de cocina Regio para esparcirlo sobre la mancha.

  4. Enjuagar y secar 

    Si estás usando una solución de limpieza comercial, siempre debes seguir las instrucciones en el empaque del producto. Sin embargo, si usaste uno de los remedios caseros descritos en el Paso 4, tendrás que volver a repasar el área con un trozo de toalla de cocina y un poco de agua para asegurarte de que no haya nada mojado que pueda desteñir la tela. 
     
    Después de limpiar un sofá de tela, es mejor dejar que se seque completamente antes de volver a usarlo normalmente: la tela húmeda atrae el polvo y la suciedad, por lo que puedes encontrar que la mancha es reemplazada por un antiestético parche gris. 

  5. ¡Relájate! 


    Las manchas en los sofás pueden ser estresantes, pero son fáciles de eliminar si actúas rápido. Asegúrate de que todos en la casa sepan cómo hacer frente a la tarea, así cualquier miembro de la familia podrá actuar a tiempo para salvar los muebles. 

¿Te pareció útil este artículo?¡Gracias por tus comentarios!
o

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Contáctanos